Entradas con la etiqueta ‘coaching para cambiar’

¿Como prepararme para el cambio?

Los cambios solo se pueden producir cuando no me siento presionado para cambiar.

Es inútil tener la pretensión de cambiar algo sin antes haber aceptado que era como era.

Los cambios se producen cuando aceptamos como somos y dejamos de querer cambiar. Aunque esto es una paradoja es una realidad, parece una contradicción en si misma…

Las cosas en las que uno cree dependen de lo que cada uno vivió y aprendió, de lo que cada uno leyó y escuchó, y no puede haber en el mundo dos personas que hayan vivido y aprendido exactamente lo mismo, por lo tanto no puede haber dos personas que piensen lo mismo sobre nada …. Por todo esto, en nuestros procesos se trabaja desde la individualidad …..   Si no cambiamos de rumbo es probable que terminemos en el mismo sitio hacia el cual nos dirigíamos.

Con el coaching podemos desarrollar la conciencia y la responsabilidad.

Ser consciente implica adquirir un conocimiento a través de la reflexión  y de reconocernos a nosotros mismos como somos..…

Normalmente ante una situación de cambio , nuestra reacción más común es tratar de hacer lo mismo que hemos hecho siempre, manteniendo aquello que aunque muchas veces no nos favorece, nos resulta conocido. Somos seres de costumbres y hábitos repetitivos..

Que hagamos eso no es algo casual, pensemos que cada día llevamos a cabo miles de acciones repetitivas. Pero realmente lo más sencillo es ser como somos, pues sale de nosotros de forma automática… La intuición juega muchas veces un papel fundamental en la salida de la zona de confort pero debemos dejar de lado nuestros miedos y atrevernos a tomar un camino diferente.

¿Como pretendemos esperar un resultado diferente si hacemos siempre lo mismo?

A simple vista parece fácil pero somos conscientes de que conseguirlo no es tan sencillo.

Nos pasamos media vida o mas oyendo decir a los demás como debemos ser, pórtate bien, se un hombre, se una señorita, no contestes, pide perdón, … es como una ducha de identidad ajena, algo que los demás nos atribuyen según como ellos piensan que debemos ser…. Tanto así que a veces se nos olvida quienes somos y cual es nuestra esencia.

Cuando descubrimos que solo siendo nosotros mismos , solo desde la más genuina autenticidad podemos comunicar algo y conectar de verdad con los demás …solo puedes comunicar aquello que eres.. lo demás es teatro, hipocresía… que tarde o temprano se acaba descubriendo.

Durante el proceso del cambio llegamos a un momento en el que dos pensamientos aunque  contradictorios pueden ser congruentes ….. Una con la persona que yo era en ese momento y otra con la persona con la que soy ahora (asumiendo el cambio).

La clave para el cambio está en aceptar, aceptarse y aceptar a otros. 

Cuando seamos capaces de aprender a escuchar sin interpretaciones, descartando juicios y expectativas que derivan de una idea de quienes somos (es decir de quienes éramos antes que ahora) y de quieren quereos o creemos que son los demás.

Ejemplo: si queremos disfrutar de un concierto, debemos intentar  captarlo y comprenderlo como una totalidad.  Si no somos expertos con el oído entrenado y nos centramos en un solo instrumento, no podremos evitar perdernos algo del resto de  los instrumentos del concierto.

Lo mismo pasa con cada encuentro con otra persona y con cada momento de nuestra vida puede ser una experiencia irrepetible si aprendo a vivirlo como un todo. TODO VALE

Cuantas veces nos hemos encontrado con  frases como: me gusto lo que dijo pero no como lo dijo.. y tantas frases descalificadoras que hacemos cuando hurgamos excesivamente en los detalles tratando de descubrir que le falta a una situación perfecta…. Y es que señores no hay nada perfecto!!!!!

No es posible avanzar en el camino del cambio si no lo hago con la decisión de conocerme y aceptarme, al par que me animo a conocer a los demás como son y aceptarles como son…. Aun sabiendo que seguramente:

  • No eres como a mi me gustaría, y no tienes porque serlo
  • No eres como a mi me conviene en algunos momentos y no tienes porque serlo…
  • No eres como yo quisiera a veces que fueras y no tienes porque serlo
  • No eres como yo necesito que seas y no tienes porque serlo.
  • Ni si quiera en parecerlo.

Jorge Bucay

Somos como somos y es nuestra responsabilidad y tarea aceptarnos, aunque aceptar no quiere decir que nos guste…

Enterderte- Es cosa de la cabeza , es de mente a mente… es posible que entendamos lo que decimos o el motivo de nuestra conducta , pero eso no garantiza nada… puede ser que aún así no lo acepte.

Comprender: si dijimos que entender es cosa de la cabeza , comprender es cosa del corazón … a veces comprendemos las cosas pues somos capaces de empatizar, somos capaces de ponernos en lugar de la otra persona. Pero comprender tampoco garantiza la aceptación…

  • Aceptar es un poco más…
  • Aceptar es dejar de enfrentarse con lo que eres ..
  • No pelearse con lo que piensas ni con lo que haces
  • Aceptar es asumir con honestidad  el cambio.

Tu cambio de manera de actuar o de forma de pensar o de estilo de vida… (si te llega…) se producirá cuando tu quieras, cuando tu decidas, cuando sea tu tiempo, cuando sea tu momento, cuando no lo hagas por nadie ni por un fin… solo por ti….

Cuando llegamos a este punto del cambio nos damos cuenta (de una vez y para siempre) que no es buena idea tratar de parecerse a alguien , ni querer lograr lo de otros, ni esforzarse en hacer lo que hace la mayoría … La mejor manera de llegar a ser la mejor persona que cada uno quiere ser , es , paradójicamente, permitirse ser quien cada uno es… la importancia de ser tu mismo

“ esto por encima de todo sé fiel a ti mismo”.   W. Shakesperare

 

DestinoCoaching
19 de Julio de 2010